Camino Lebaniego

Un camino que trascurre por tierras palentinas hasta llegar al monasterio de Santo Toribio en Liébana, para venerar las reliquias del santo y el Lignum Crucis. Un santo vinculado con nuestra tierra, no fue muy bien recibido a su llegada a Palencia. Un recorrido que el peregrino hace siguiendo los mismos pasos del santo hasta su retiro, hoy adaptado a los nuevos tiempos. Comienza en la capital conectado con el canal de Castilla, dando sus primeros pasos por los caminos de sirga hasta llegar a Alar del Rey. De allí se introducirá en la montaña palentina hasta llegar a la cordillera cantábrica hasta llegar a la tumba del Santo. En este recorrido podemos admirar una diversidad paisajística, de tierras de cereales a zonas rocosas con altas montañas, que se une con un rico patrimonio grandes catedrales y admirables iglesias románicas.