Museo Diocesano de Palencia

Museo inaugurado en 1973, está situado en el Palacio Episcopal, entre sus muros custodian piezas valiosas de los siglos XIII y XVI que pertenece a la diócesis palentina. Piezas repartidas en varias salas, obras pictóricas de Pedro Berruguete, de Juan de Flandes o Zurbarán. Otras obras escultóricas como una serie de magníficos calvarios y vírgenes sedentes. Se pueden ver artesonados mudéjares del siglo XV en la primera sala en su totalidad. La joya del museo, es un retablo plateresco que procede de Báscones de Valdavia, que se le atribuye a Diego de Siloe. También destacar piezas de orfebrería, pilas bautismales, rejerías, mobiliario.