Puente de La Perdiz

Puente conocido popularmente como puente de la Perdiz, ubicado en la localidad norteña de Nestar sobre el río Rubagón, un afluente del río Pisuerga. De origen romano, lo datan de finales del siglo I antes de Cristo. Construido en grandes piedra arenisca almohadillado, presenta cinco ojos. Lo realizan los mismos ingenieros que trazaron la calzada que comunicaba Herrera de Pisuerga (Pisoraca) con Santander (Postus Blendium).