Cevico de la Torre

Cevico de la Torre

Cosas que hacer - general

Cevico de la Torre en el corazón del Cerrato.

Cevico de la Torre lo encontramos dentro de la Comarca del Cerrato al sur de la provincia. Tiene una población de 500 habitantes y se encuentra a 23 kilómetros de la capital palentina. Sus calles son muy estrechas y en pendiente.



Booking.com

 

 

Para comer

 

Qué ver

                                            

CEVICO DE LA TORRE

La localidad de Cevico de La Torre se situa a 766 metros de altitud.

El lugar ha estado ocupado desde época celtibérica y romana.  Dando testimonio los vestigios arqueológicos encontrados en sus alrededores. En el siglo IX es repoblado pormozárabes. No debemos olvidar que contó con una importante judería.

La torre, que da apellido al pueblo, se construyó en tiempos de la reconquista. Sirvió para controlar el paso del valle del Pisuerga. Se encontraba situada en el montículo que actualmente ocupa la iglesia parroquial de San Martín. En el año 1255 Alfonso X mando demoler.

La Iglesia Parroquial de San Martín con su esbelta torre.  Destaca por encima del resto de todas las construcciones de Cevico de la Torre. Levantada en el siglo XVI en estilo renacentista. Una escalera con 96 peldaños de piedra permite salvar el desnivel del monticulo para poder entrar en el interior de San Martín.

Cevico de la Torre y sus ermitas

En el casco urbano de Cevico de la Torre se encuentra también la ermita de Santa Ana del siglo XVIII. Con su fachada de piedra. En su interior hay una sola nave, que se encuentra cubierta con una bóveda de cañón y  adornada con yeserías barrocas.

La ermita de Nuestra Señora de Palacios se encuentra en el cementerio. Es el del siglo XII. Conserva restos románicos en su ábside y portada. Sirvió como lugar de culto a los Caballeros del Temple y perteneció a la Orden de San Juan de Jerusalén hasta la Desamortización.

Sobre un cerro próximo desde el que hay una magnifica vista de los valles, la  ermita de Nuestra Señora  del Rasedo. Fundada en el siglo XVI tras haberse aparecido una imagen en el hueco de un roble en el mismo sitio. El aspecto que ofrece hoy, es fruto de una reconstrucción casi completa de 1942.

La arquitectura civil del conjunto urbano de Cevico de la Torre destaca  por su riqueza.  Además de contener arquitectura popular hay varias casas blasonadas de los siglos XVII y XVIII.

El Palacio de los Condes de Oñate se conserva aún pero muy alterado y oculto entre las construcciones que lo rodean.

            

       PROVINCIA DE PALENCIA

CEVICO DE LA TORRE Y EL CERRATO PALENTINO

El Cerrato Palentino es un territorio ondulado, coronado por varios cerros, de los que lógicamente recibe el nombre. Es una extensa comarca con más de 1700 Km cuadrados situada al sur de Palencia.

El río Pisuerga, sus afluentes y arroyos, aportan frescor y verdor con su vegetación ribereña. En esta zona dominan los tonos ocres, dejándose ver entre ellos, los verdes de pinos, encinas y carrascas. Entre los cerros y los cultivos de cereal que dominan la línea del páramo, destacan las poblaciones que te proponemos.

RUTA DEL CERRATO INTERIOR

Esta ruta del Cerrato interior nos propone visitar una de las zonas menos conocidas del Cerrato, pero no por ello altamente interesante. Iniciamos nuestro recorrido en la monumental villa de Palenzuela.  Donde podremos ver varios monumentos como su Castillo medieval, las monumentales iglesias de Santa Eulalia y la de San Juan Bautista, el Arco de la Paz. Lo que fuera el convento de San Francisco o la Ermita de la patrona local dedicada a nuestra Señora de Allende el Río. En otra ocasión desde Palenzuela podremos realizar la Ruta de Carlos V, en la cual están incluidas Torquemada y Dueñas.

Abandonamos Palenzuela tras cruzar el río Arlanza y atravesamos la carretera nacional 622 dirección Villahán y Tabanera. Llegando hasta Antigüedad, donde tras visitar su iglesia de Nuestra Señora de la Asunción tomaremos el desvío a la entrada del pueblo que se dirige hacia Espinosa y Cobos. Para acercarnos hasta la Ermita de Nuestra Señora de Garón.

Cevico Navero

Tras reposar en el área de descanso y recreo entorno a la Fuente Garón, tomaremos de nuevo camino esta vez dirección Cevico Navero. En nuestro camino dejaremos a un lado la Ermita de Villela antes de atravesar la paramera por la cual discurre la Cañada Real Burgalesa. La cercanía de Cevico Navero nos la anuncian las ruinas del Monasterio de San Pelayo. Una vez en Cevico podremos ver un elegante Rollo de Justicia. Restos de su muralla medieval de la que aún se conservan dos puertas y la iglesia de Nuestra Señora de la Paz.

A seis kilómetros de Cevico Navero, en Hermedes de Cerrato se encuentra la Ermita de la Virgen de las Eras (B.I.C.).  Interesante monumento del siglo X con reformas del siglo XVIII. Volviendo a Cevico Navero nos encaminamos hacia Villaconancio donde contemplaremos la magnífica iglesia románica de San Julián y Santa Basilisa. Posee una bella torre y dos magníficos ábsides románicos.

A Baltanás

Nos dirigimos a Baltanás Cabeza de la Merindad del Cerrato por nombramiento de los Reyes Católicos. A lo largo de las calles de la villa podremos  ver buenas muestras de arquitectura civil de los siglos XVI y XVIII.  Entre las que sobresalen la Ermita de la Virgen de Revilla  elevada en un altozano y la iglesia de San Millán.

Una vista opcional  es el paseo por el espacio de la Dehesa del Tablada, en las cercanías de Villaviudas y el antiguo Puente del Pisuerga en Reinoso de Cerrato. En los que invertiremos unos 30 km. entre ida y vuelta.

Cercano a Baltanás se encuentra Hornillos de Cerrato.

Donde podremos ver los restos de la  fortaleza Castillo de los Enríquez. La iglesia de San Miguel o la Ermita de Nuestra Señora de Belvis. Tras ver las yeseras de la parte alta del cerro, tomaremos dirección Torquemada. Antes de cruzar las vías  de ferrocarril, por un desvío nos dirigimos hacia Valdecañas de Cerrato. Antes de entrar en la localidad de nuevo volveremos a ver la Cañada Real Burgalesa y un curioso chozo de pastor. Ya en Valdecañas de Cerrato veremos una casa con cordón franciscano en su fachada y la iglesia de San Nicolás de Bari. Desde esta población volveremos hacia Tabanera y Villahán. Para terminar este largo y rico recorrido de donde lo iniciamos, en Palenzuela.

RUTA DE LA RIBERA DEL PISUERGA

En esta ruta te proponemos amigo viajero conocer el norte del Cerrato. Iniciamos nuestro viaje en Astudillo, donde podremos disfrutar  de un rico conjunto Histórico Artístico. De su pasado amurallado quedan en pié el Arco de San Martín y los Restos del Castillo de la Mota (B.I.C.). Podremos visitar el Monasterio de Santa Clara asentado en parte sobre lo que fuera  Palacio del Rey Pedro I. Donde hoy se encuentra instalado un interesante Museo.

Además dentro de la localidad se conservan las iglesias de Santa María, la de San Pedro y la de Santa Eugenia, convertida esta última en gran museo local.  En él  se expone parte del patrimonio de los citados templos. Además son muy interesantes la Ermita de la Cruz, donde se guardan los pasos de Semana Santa y la Ermita de Torre Marte. No debes dejar de pasear por calles con casas blasonadas, subir hacia la zona de la Mota y ver alguna bodega.

LA VALDAVIA

La Valdavia está surcada por el río del mismo nombre. En esta zona podrá encontrar robles, enebros y diversos arbustos junto con gran diversidad de plantas medicinales y aromáticas. Jabalís, zorros, lobos, corzos, fochas, garzas y ánades son algunas de las especies que podremos encontrar en esta zona.

Siguiendo el curso del Río Valdivia iniciamos nuestra ruta en Congosto de Valdavia. Al sur de esta población se encuentra la Dehesa de Tablares, donde se ubica la iglesia de la transfiguración. Que posee una interesante portada románica del siglo XIII.  Tiene dos relieves laterales, uno con el Pantocrátor y otro con el Calvario. A los lados de esta fachada están las imágenes de los santos Pedro y Pablo.

Continuaremos hacia la Puebla de Valdavia, Buenavista de Valdavia, Polvorosa y Renedo de Valdavia en cuya iglesia veremos una interesante pila bautismal. Desde aquí tomamos dirección hacia Arenillas de San Pelayo, donde podremos ver los restos del monasterio y la iglesia a este santo dedicada. Sus tres ábsides, los capiteles románicos del arco toral y la sala capitular son una obra románica de los siglos XII y XIII.

A la Valdavia

Continuaremos hasta Villaeles de Valdavia, en cuya iglesia parroquial podremos ver algunos capiteles románicos. Nuestra ruta nos lleva a Villasila de Valdavia y  Arenillas de Nuño Pérez donde se conserva una bella pila bautismal. Nos dirigimos hacia Villanuño de Valdavia y Bárcena de Campos y pasar por Itero Seco y Bahillo donde podremos ver algunos palomares. Tomamos dirección Carrión de los Condes, donde enlazaremos con la Ruta del Camino de Santiago. Desde Carrión de los Condes, tomaremos dirección hacia la Villa Romana de «la Tejada».  Se encuentra en las inmediaciones del municipio de Quintanilla de la Cueza. Entre el caserío del pueblo lo más destacable es la Iglesia de la Asunción, templo con notables artesonados mudéjares y retablo mayor de pinturas renacentistas.

Por este municipio pasa el Camino de  Santiago, siguiendo el discurso de la carretera  Nacional 120, precisamente desde esta vía nos desviaremos para acceder a la Villa Romana de la Tejada. Una villa del siglo II que vivió su periodo de esplendor a mediados del siglo III, manteniéndolo en el IV y llegando a su decadencia ya en el siglo V. El nombre de la villa lo recibe del antiguo pago en el que fue descubierta conocido como «pago de la Tejada».

Esta villa fue descubierta en el año 1970, trabajando en su excavación y conservación en diversas campañas patrocinadas por la Diputación de Palencia. La extensión exacta del conjunto del yacimiento aún es desconocida, puesto que se continúa trabajando en dicho yacimiento.

CAMPOS TIERRA DE IGLESIAS Y MUSEOS

Son muchas y variadas las sorpresas que ofrece la Tierra de Campos Palentina. A simple vista se nos presenta como un espacio geográfico aparentemente homogéneo, pero su paisaje, su luz y volúmenes son ricos en contrastes, sobre todo en las diferentes estaciones del año.

La luz del sol, el azul del cielo, los amaneceres  y atardeceres, son únicos. Si a esto le unimos una gran variedad de templos, museos, y lugares de interés, su visita queda más que justificada. Esta rica diversidad abarca desde las grandes obras de arte de pintores como Pedro Berruguete, hasta los bellos y singulares palomares ejemplo de la arquitectura rural en la que el adobe es el elemento constructivo esencial.

Labrantíos de cereal, campos cargados de arte, municipios que bien merecen una atenta  y reposada visita. Son estas tierras abundantes en obras artísticas, la mayoría custodiadas en el interior de sus templos. Piezas de primer orden, o como se suele decir coloquialmente “con nombres y apellidos”. Otras nos hablan de la intrahistoria de cada  localidad.

De todos los estilos y épocas hay algo interesante en esta Tierra de Campos Palentina.  Invitamos a visitar  con tiempo, para un paseo por las calles y plazas  donde se ubican estos monumentos y museos. Podrás encontrar obras realizadas para reyes, nobles, obispos, cofradías, encargos civiles. O simples signos del paso del tiempo y de la etnografía y cultura populares. A la vez , podrás disfrutar de la naturaleza y el paisaje.

 PALENCIA CAPITAL:

Iniciamos nuestro recorrido dedicando un día a Palencia capital. Donde podremos visitar La Catedral  y el Museo Catedralicio, que son todo un repaso por la Historia y el Arte. El museo está  instalado en la antesala y sala capitular.  En ellas se atesoran el San Sebastián del Greco, obras de Mateo Cerezo, Alejo de Vahía, etc. Se completa con la visita a la Cripta de San Antolín de época visigótica y románica.

Si deseamos conocer algo más del arte sacro de la provincia sin salir de la capital. Lo podremos ver en el Museo Diocesano de Arte Sacro ubicado en el Palacio Episcopal. Aquí se guardan obras de todo el ámbito provincial. Algunas de ellas de autores como Pedro Berruguete, Juan de Flandes, Felipe Vigarny, Alejo de Vahía, etc.  Además con pilas románicas, retablos, obras de orfebrería, etc.

Esta visión se puede ampliar con la visita al Museo de Palencia. Ubicado en la Casa del Cordón. En él se exponen diferentes materiales hallados en excavaciones arqueológicas realizadas en todo el ámbito provincial. Materiales de época prehistórica; de la Edad del Bronce; objetos cerámicos y orfebrería celtibérica; estelas funerarias, retratos, esculturas de bronce, monedas y diferentes restos de la vida cotidiana de época romana. Restos visigóticos, románicos y góticos se pueden ver en las diferentes salas de este museo. El contrapunto lo podemos tener tras la visita a la Fundación Díaz Caneja. Allí conoceremos el legado artístico de este pintor.

 

 

 

Casa Las Hilanderas

Casa Las Hilanderas

Fernando Monedero 2, Cevico de la Torre
En Cevico de la Torre y a 20 kilómetros de Palencia, Casa Las Hilanderas con decoración rústica, dis Más información

Lamentablemente no hay ofertas de lugares visitables en este lugar en este momento.