Convento de San Francisco

Los franciscanos se establecieron en la capital en el siglo XIII, fue un conjunto que abarcó una gran extensión, lo que hoy podemos ver es su iglesia, uno de los claustros y varias dependencias. Fue lugar de residencia de monarcas, lugar de enterramiento de nobles y cuartel de las tropas francesas durante la guerra de la independencia. Se accede a la iglesia por una plaza, lo que fue unos de los claustros, llama la atención por la espadaña y su rosetón que presenta en su fachada. Su iglesia consta de una única nave cuyo capilla mayor está cubierta con bóveda gótica, alberga un retablo barroco que representa el abrazo de San Francisco y Santo Domingo de Guzmán. Presenta una labor de artesonado que data del siglo XV en el coro y en la sacristía.

DORMIR    COMER    VISITAR CERCA